martes, 14 de febrero de 2017

Poema Bajo la Almohada

Acostumbraba a soñar con el cosmos y toda su inmensidad,
con dioses y sus historias míticas,
con relatos de amor sublime, anhelando que sucedieran en mi vida.

Pero, de una manera curiosa e inesperada, llegaste tú.

Con tu inmensidad morena y tus ojos siderales,
con tu porte de diosa y tu mítica vida de tropiezos y gloria,
con una historia de amor tras los ojos, que considero sublime y anhelo.

Feliz San Valentín,
M. Alejandro Vilera

jueves, 3 de noviembre de 2016

Teoría Poética

Y ahí estamos, separados por tan poco y unidos por casi nada.

De seguro nunca nos hemos preguntado realmente por qué se nos eriza la piel mientras pensamos en otra persona, acompañados por un suspiro. Hay ciertas teorías que hablan de hormonas y de frío; pero esta vez yo les traigo una teoría distinta, poética.

Es común que luego del suceso, de esta especie de suspiro de la piel, tengamos la tonta idea de ir a la conclusión de que sólo esa persona lo ha provocado. Pero, ¿qué pasaría si simplificáramos un poco más? 

Esta situación es un poco más compleja, suspiramos y la piel se eriza. Y al simplificar un poco las cosas deducimos que esta se eriza ya que las partículas de ambos cuerpos sienten entre ellas una atracción tan fuerte y cósmica que poco a poco nos acercan, a pesar de la distancia. Y es cómo si su cuerpo, con cierta fuerza gravitacional atrajera al mío con tal atractivo que “los pelos se ponen de punta”.

M. Alejandro Vilera


lunes, 25 de julio de 2016

Caos y dulzura

Capital felina,
llena de rabia y dulzura; 
me gusta que luzcas bohemia entre tus calles del boulevard; 
rodeada de música tocada por placer,
de bailes y comedia,
dando color a baldosas agrietadas e inmundas.

Caracas agridulce,

musa que abraza y coqueta luce
tardes naranjas y rosa;
rodeada por el Ávila,
de curvas y picos,
de aventuras,
de belleza e infinitud.

Ciudad áspera y caótica,
escapas de mis manos,
con gente que te agobia,
entre esfuerzos que son en vano.

No puedo dejarte,
no tengo esas agallas
que les sobran a los canallas que te transitan,
te dejan,
que te engañan.

M. Alejandro Vilera
Ávila, Caracas - Venezuela


jueves, 27 de agosto de 2015

Imagínate

Necesito que te imagines un mar,
cristalino, casi espejo.
Ahora, imagínate un cielo;
Esa eres tú, infinita, asombrosa;
seguimos siendo admirados por nuestras similitudes paradójicas.

y yo soy el mar, claro, sincero, sereno.

Ambos somos infinitos, extensos,
somos reflejos del otro.

Yo de ti tomo el azul, el color; y pintas mi órbita.
Tú me tomas de espejo,
 para que entre poemas y olas te recuerde lo bonita que luces.

Ambos tenemos momentos tormentosos,
pero tú en el fondo, en lo más alto,
estás serena.

Al igual que yo, en lo más profundo.

Dicen que nos rozamos cuando va cayendo el sol;
estamos igual, del mismo color.

Luego, ambos estamos llenos de estrellas;
tú de brillantes y titilantes que observa mi alma,
y yo de asteroideos, estrellas de mar multicolor,
exhalando vida, creado para no sentir celos de ti.

Seguimos siendo admirados por nuestras similitudes paradójicas.

 M. Alejandro Vilera
 
Duy Huynh

Poesía y Frases

"¿Por qué las calles permanecen oscuras mientras que los grandes edificios empresariales tienen una cantidad exagerada de faros que los hacen ver a kilómetros?

¿Por qué la ciudad se pone melancólica luego de amanecer rosa y coqueta?

Uno camina entre anuncios de licor y dispositivos móviles, entre calles inmundas y arte callejero.

Qué le ha sucedido a mis calles de Caracas que antes eran el centro de latinoamérica."

"El amor, ese misterio de la vida que no hay gramática que la describa tan bien como un poema."

"Tengo una pequeña caja de madera con amor añejado para ti."

"Amor, es donación sin querer o esperar algo a cambio."

"Todos somos capaces de hacer cualquier cosa, y hacerla bien." 

"Ando navegando lejos del puerto seguro, buscando alguna isla o peñasco en el que pueda encontrar amor dentro de un cofre."

"Los cuartos encerrados, o cuevas clandestinas, son buenas para que la creatividad se concentre; pero una pequeña ventana de realidad le vendría mejor."

"La locura es mi escape
es mi huida de esta soledad hueca que no me deja.
la locura es un respiro, es mi salvación.

Ojalá tú fueras locura,
de ese modo sería una delicia ese dichoso escape,
Y la soledad se sentirá melancólica,
porque sabe que tú como locura harás que no regrese a buscarla,
a abrazar esa soledad como hasta entonces era costumbre.

La locura es mi escape,
mi huida,
tú, mi locura."

"El recuerdo de un amor es veneno en las venas."

M. Alejandro Vilera





martes, 16 de junio de 2015

Complicidad Natural

Aquí me encuentro disfrutando la vida de una forma un poco irónica y absurda. Sentado en un comedor tan plástico como la ciudad, disfrutando de la vista de una ramificación verde de vida que asoma su paz apenas sobre el techo. Al decir que vivo con un sentido irónico éste momento me refiero a que estoy inhalando un sutil y silencioso cigarro acompañado de un cálido café, escuchando una canción llamada "Always in my head" de la famosa banda Coldplay, la cual me parece una deliciosa obra de fondo para disfrutar de la vista. 

Es la tarde de un martes y a pesar de que aspiro muerte de un pequeño cilindro me siento vivo, y dicha acción me genera tranquilidad; algo que sólo puede llegar a igualarse estando acostado a un lado de un amor, aspirando su dulce esencia, admirando su conformidad más pura y bella, escuchando su melódica voz y llenándome del calor que transmite su frágil cuerpo. Algo realmente precioso y poco visto en estos tiempos. 

El viento sopla y mueve sus hojas de un lado al otro entregando la frescura necesaria para llenarme a mí, y a todo lo que me rodea, de alivio; el cielo se llena de nubes tras el árbol figurando como lienzo, dándole más maravilla a la vista simple de un amante soñador, que hoy pasa a ser amante de la vida.

Dicen que parezco un viejo, una persona de años dorados, debido a mi forma extraña y poco común de ver la vida estando tan joven. De lo que estoy seguro es que se refieren en lo más profundo de sus almas a que estoy viviendo como me gusta y camino por la vida de manera serena, lo cual es algo que decide hacer la mayoría de la gente cuando ya no le queda vida, cuando están al límite de su existencia. 

Aprovechen ahora que aún hay tiempo, sin importar nada y como más les guste vivir, luego puede que no les alcance lo suficiente o el cuerpo no les de para hacer todo a su máxima expresión. 

A esto llamo, "Complicidad con la Naturaleza".

M. Alejandro Vilera

miércoles, 13 de mayo de 2015

Nyx, la Luna y Yo

Edimión y Selene
Nyx, mi diosa de la noche. Fui un tonto al dejarte ir, al dejarte llena de estrellas, dejar que te expandas con el paso del tiempo. 

Veo a Selene, tu media luna, tan pálida y cristalina; podría verte toda una eternidad, queriendo ser tu Edimión, deseando tanto besarte y comer cada trozo de esa luna, de esa noche.

Contar las estrellas de tu pecho, explorar ese cráter a fondo, y descubrir los secretos que escondes. Perderme al verte directo al cosmos, tan café y negro, tan lleno de sueños y vida; despertando juntos bajo un clásico piano vestido de esmoquin luego de hacer el amor bajo ochenta y ocho sinfónicas teclas cubiertas de seda y vino, sobre un piso lleno de madera y ron; frente al sol que sale desde la chimenea, buscando calidez para no quedarme paralizado ante tu indiferencia llena de temor.

M. Alejandro Vilera